Los Ilumitatis

Algunos se creen la luz que alumbra

Algunos se creen la luz que alumbra

Un “Iluminati” es aquel individuo al que le siguen con ciega fe todos sus adeptos. Sólo con esta corta definición, el Sr. Alcalde es quien tendría que darnos lecciones de “Iluminati” por la permanente cohorte adulona que le acompaña de genuflexión mental imposible.

“Iluminati” es aquel alcalde que afirmando defender la cultura, asevera que a no le gustan los museos, ni Ingenio los necesita. “Iluminati” es aquel alcalde que en defensa de los intereses populares, dinamita el carnaval tradicional de su pueblo dejándolo en manos de un incapacitado. “Iluminati” es aquel alcalde que convirtiéndose en el Robin Hood de la cultura, fulmina de un plumazo la más antigua escuela de música de Gran Canaria. “Iluminati” es aquel alcalde que por populismo barato y por 1 minuto de gloria en televisión, es capaz de olvidarse del trabajo de base de toda una comunidad de vecinos en su día grande. “Iluminati” es aquel alcalde de que puebla los plenos de insultos y los lleva a horario matutino para que el pueblo no pueda asistir. “Iluminati” es aquel que alardea de más de un millón líquido del superávit en caja, mientras, a los vecinos se les cierra servicios, sube impuestos, y se recortan las subvenciones a todos los colectivos en más de un 50%. “Iluminati” es aquel alcalde que sube un 4.27% los Impuestos directos a los vecinos en estos tiempos de crisis. “Iluminati” es aquel alcalde que en las fiestas patronales, coloca la imagen de la virgen en el balcón de las casas consistoriales. “Iluminati” es el alcalde que trae a un jefe de policía que lo habían hecho de otros sitios, y que no le dura más de una par de meses. “Iluminati” es aquel alcalde que habla de emprendeduría y que no tiene un plan de fomento del empleo, salvo para familiares y amiguetes. “Iluminati” es aquel alcalde que nos regala sus homilías desde el “sancto sanctorum” Facebook

El alcalde con su calabaza.

El alcalde con su calabaza.

Pero como ya hemos comprobado en muchas ocasiones, esta no es una cualidad única y exclusivamente de nuestro alcalde, el ser “Iluminati” está en el ADN de un dirigente del PP. Y si no ahí tenemos un amplio abanico de lindezas que van desde dirigentes que conducen borrachos, pasando por fomentar el espíritu aventurero de los jóvenes españoles para buscar trabajo en el exterior, hasta acabar en la conversión en hada madrina de la ministra de empleo para los jóvenes.

Tampoco nos olvidamos de los sobres de Bárcenas, de “Delegados del Gobierno” que ejercen de “Gobernadores Civiles”, de financiaciones ilegales, del fomento de homenajes a fascistas y psedo-nazis de la División Azul, etc…

Contra todo este historial de “iluminatis” profesionales, no podemos competir, aunque lo pretendamos…

Como decía el popular “Iluminati” Don Quijote: “Ladran, luego cabalgamos amigo Sancho”.

Que su majestad guarde mucho años a su excelencia Don Juanjo I el “iluminati”.