El vodevil del tablero

Es paradójico, pero unos meses después de las elecciones del 20-D, Podemos sí está dispuesto ahora a ir de la mano de IU. Atrás quedaron los insultos literales de “Cuécete en tu salsa llena de estrellas rojas y de cosas, pero no te acerques, porque sois precisamente vosotros los responsables de que en este país no cambie nada“, o “típico izquierdista tristón, aburrido, amargado“. También escuchamos lindezas del tipo “os avergonzáis de vuestro país y vuestro pueblo, consideráis que la gente es idiota, que ve televisión basura”,  “sois unos incapaces de hacer nada”, “que se queden con la bandera roja y nos dejen en paz. Yo quiero ganar”, “opciones de pacto con IU cero”,” no quiero que dirigentes de IU se acerquen a nosotros”, “entren en Podemos de uno en uno y con el carnet en la boca”, un grupo de gente cantando la Internacional no va a cambiar el país“, “un comunista que pierde es un mal comunista, IU prefería vivir en la comodidad del 8% o el 12% de los votos“, etc.. Acto seguido, como si fuera un guión ya predeterminado, el Mesías se posa en tierra y pide perdón como ya ha hecho en varias ocasiones.

garzon-dice-que-podemos-quiere-fichajes-y-que-espana-pagara-sus-contradiccionesPablo Iglesias Turrión (PIT) despreció a IU. Abiertamente dijo que lo único que le interesaba de esta formación política era el propio Garzón, y le invitaba a que se fuera con Podemos.

Que PIT haya decidido acercarse a IU ahora, no es más que una artimaña perfectamente definida. Hasta hace tan solo unos meses, no era viable el acercamiento a IU ya que Podemos era un estructura política transversal. No se definía ni de izquierdas ni de derechas, y huían de la clasificación con el objetivo nada secreto de aglutinar y atraer al mayor número de ciudadanos posibles hacia sus posicionamientos. Había que oscurecer el ramalazo izquierdista a toda costa.

Esta gran estrategia con la que irían al 20-D, venía avalada por la hoja de ruta trazada en Vistalegre, donde se justificaban diciendo que no buscaban un acuerdo entre partidos. PIT ya tenían la coartada y la maniobra perfecta: “Respetamos las de otros compañeros pero no nos situaremos en terrenos que nos alejen de una mayoría popular que no es “de izquierdas” (como quizá nos gustaría) pero que quiere el cambio“.

Pablo Iglesias, Podemos, el Mesías ¿Y por que ahora sí tiene sentido el acuerdo para PIT?. Única y exclusivamente por tactismo, por un oportunismo político sin escrúpulos. Invocar a Garzón en este momento habida cuenta del fracaso de las negociaciones para formar gobierno, es un recurso de urgencia para PIT.

Ahora dicen sí a la confluencia porque los podemitas han aprendido que en política, la suma lleva inexorablemente a la multiplicación. Ahora les urge lo contrario. Hay un poso de aproximadamente un millón de votos de IU que son fundamentales para la consecución de hasta casi 18 diputados más. Ello les podría convertir en la primera fuerza después del PP según las encuestas, lo que amortiguaría la caída que están sufriendo en estos meses post-electorales.

Muchas circunscripciones electorales, donde quedaron importantes restos de votos pendientes, podrían beneficiar a un futuro proyecto de más amplio calado, ahora sí “de izquierdas”. Muchos de esos votos de IU no se tradujeron en escaños en las elecciones del 20-D, salvo los dos escaños de Madrid.

PIT tiene la obligación y la urgencia de disfrazar los riesgos de unas nuevas elecciones, ya que las encuestas a nivel general le dan una caída a consecuencia de una multiplicidad de factores. Entre otros podríamos destacar la altanería y soberbia, tal como dijo el propio Monedero, así como lo difuso de sus mensajes.

Que no se nos escape que PIT también esconde una segunda estrategia tan importante como la primera, pero esta tiene como marco de operaciones el interior de Podemos. Se trata de aplastar parte de la rebelión de los de “errejonistas”, que han pasado de ser una piedra en el zapato a una supuración permanente.

el-general-julio-rodriguez-en-la-slistas-de-podemosEsto nos puede llevar a algunas consecuencias que se deberían juzgar concienzudamente. En IU sospecho que habría lío seguro, y que de alguna manera es lo que busca Podemos para reventar la coalición definitivamente. Alberto Garzón no las tiene todas consigo, ya que es minoría en los órganos de dirección de IU.

Si IU sucumbe a los cantos de sirena de Podemos, renuncia definitivamente a tener grupo parlamentario. Lo que hará que PIT se coma todo el pastel y acabe siendo el portavoz, más allá de los llamados minutos de la basura que IU puedan acabar mendigando dentro de una estructura con múltiples sensibilidades. Recordemos que el mismo guión se repitió con Juan López de Uralde al frente de Equo, con la diferencia de que en este caso, una decisión previamente tomada con disfraz de consulta popular, entregó la cabeza del Bautista en bandeja de plata.

Mientras, en Podemos se acrecentarían también algunas tempestades internas. Más allá de la pérdida del discurso de no ser ni izquierda ni derecha, a PIT se le plantea el problema de cómo gestionar los espacios y los tiempos de las distintas corrientes con la irrupción de IU como nuevo miembro.

Cabría recordar que el sector de PIT salió tocado de las elecciones del 20-D. Quedó manifiestamente claro que Cataluña van por libre, que la Marea gallega van por un camino similar, y que Compromís ya ha quedado fuera del grupo parlamentario. Para las próximas elecciones, ya sabemos que la Colau y los suyos quieren tener grupo parlamentario propio. Sabemos que irán como partido autónomo, con estatutos e inscripciones distintas para poder conseguir este objetivo.

Si todo camina como PIT desea, este propondrá mandar a Garzón a Málaga. Le vendería la moto argumentando que allí, entre los suyos, trabajaría libre y sin ataduras. Pero Alberto quiere quedarse por Madrid, lo que podría suponer desplazar a los “errejonistas” y que pierdan posiciones en las listas definitivas. Entre otras cosas, por esto Errejón es el más remiso a la alianza con IU.

Viñeta de Castino en canarias-semanal.orgCon esto queda claro que Podemos no es más que un armazón de cargos orgánicos (consejos) y cargos electos (representantes populares), que lejos de la militancia y la discusión programática, colman su concepto de partido emergente y renovada visión democrática, invitando a apretar la tecla del si/no del ordenador.

Se acusa a IU de ser una superestructura herrumbrienta y corroída por el dogmatismo y la impericia política, pero es que a pesar de los tintes emergentes con los que algunos se bautizan, Podemos no ha pasado de la típica asamblea de sesudos intelectuales de los años universitarios de la década de los 70´s u 80´s.

Mala cosa esta enfermedad del populismo, y aún peor la del populismo mesiánico. Me gustaría confiar en una IU que al igual que Ulises, sobrevivió a los cantos de las sirenas, pero no tengo esperanza alguna. La encrucijada es funesta, o se dejan seducir a riesgo de que los devoren, o están abocados a una nueva guerra fratricida en el interior de IU.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s